4.4.10

Rockefeller Plaza 4x14 / 4x15: Michael Sheen (Luna nueva) y el guiño a Han Solo (Star Wars)

Siempre he dicho que Rockefeller Plaza me parece como Betty pero con una cadena de TV como escenario en vez del mundo de la moda. Tina Fey sigue buscando con su personaje Liz Lemon a ese príncipe azul que nunca llega (¿Será Alec -Jack- Baldwin?). En los últimos cuatro episodios de la cuarta temporada se han centrado en su posible media naranja, y a nivel global en la absorción de la NBC por otra compañía (al estilo de Mad Men). Así la quinta temporada comenzará con un montón de novedades.

Si en el episodio 4x13 aparecía de nuevo Jon Hamm (Mad Men) como una alucinación por la anestesia del dentista de Liz, en los episodios 14 y 15, la misma anestesia provoca que Liz conozca en otra consulta a Wesley (que se apellida ¡Snipes!), un inglés apocado interpretado por Michael Sheen, que se hizo popular con El desafío: Frost contra Nixon. Sale en Luna nueva, en la próxima secuela de Tron y es la voz del conejo en el Alicia de Tim Burton. El destino provoca que ambos se encuentren cada dos por tres, aunque no tengan nada en común. Hay una escena en la que van a ver la comedia de John Cusack, Jacuzzi al pasado. Aunque para guiño cinéfilo bueno, el del último episodio (4x16) de la temporada con Monstruoso (Cloverfield) de JJ Abrams. En este episodio además se descarta la posibilidad de que Liz vuelva con el amor de su vida, Floyd.
En cuanto al futuro de la NBC me ha encantado el guiño a Han Solo cuando es congelado en carbonita. Jack que siempre ha soñado con ser el sustituto del jefazo de la NBC se entera en el epi 4x16 que éste ha muerto. En el funeral lo vemos tan tieso como Harrison Ford. No es de extrañar, en Rockefeller Plaza abundan los guiños a La guerra de las galaxias. También a Star Trek (epi 4x4) y hasta a Battlestar Galáctica (4x3).

Por cierto, que, como en Betty, el dentista tiene un papel relevante en la trama. Si en Betty por culpa de los braquets han pasado ya dos por la serie (el pelirrojo de Modern Family y una supuesta hada madrina) en Rockefeller Plaza es el veterano James Rebhorn (The Box).