6.12.12

Damiselas en apuros, de Whit Stillman, el look preppy de Greta Gerwig a lo New Girl y la misma tontería que Girls

Se estrena Damiselas en apuros (Damsels in Distress) este fin de semana, y es una de las películas juveniles más estúpidas que haya visto. No llegué a cogerle el punto, a pesar de que Greta Gerwig me gustó especialmente en Greenberg. Ya hablé en un post de Hola de su look preppy a lo Zooey Deschanel en New Girl o como las niñas de Girls, de Lena Dunham. Aquí os dejo algunos conjuntos que luce en esta película de Whit Stillman (The Last Days of Disco): pañuelos y lazos al cuello, chaquetitas, vestidos marcando cintura y hasta una gabardina corta. En muchos de sus looks no puede faltar la horquillita en el pelo y las perlas en los pendientes. Y el negro está prohibido.


Mi crítica de Damiselas en apuros (Damsels in Distress), de Whit Stillman.
Imagínate que en tu primer día en la Universidad Seven Oaks las chicas más guay del campus te animan a apuntarte al Centro del suicidio, te confiesan que su existencia vital depende del olor que desprendas (“el olor de este jabón es lo que me da esperanza“) y te animan a evitar a los tíos guapos. “Coge un tipo que no sepa su máximo potencial y ayúdale a darse cuenta”, te comentan tan frescas. Estas cuatro frívolas obsesionadas básicamente con estupideces se autoproclaman salvadoras del género femenino en una fraternidad en la que abunda el macho estúpido. Como el editor del diario: “Poco bondadoso, pedante y egoísta; en pocas palabras, un periodista”. El primer plano de unas alcachofas en una olla o las arengas del tipo: “El Señor dijo: ‘Sed provechosos y multiplicaos” me producen urticaria. No es casualidad que una de estas Girls se llame Heather (Lena Dunham optó por este papel, pero no lo interpretó porque comenzó la serie que se parece sospechosamente a la película), pero al menos en Escuela de jóvenes asesinos (Heathers) estaba Christian Slater para liquidarlas una a una. 

Me encantó ver este poster cinéfilo en esta cocina sin pies ni cabeza (¿cacerolas antiguas y una papelera moderna? ¿quién cocina ¡alcachofas! con esos trastos? ¿quién pela judías verdes en EE UU? es muy grande). La película es La gran ilusión, de Jean Renoir, de 1937. Y eso es esta película y su mensaje: una gran, gran ilusión, una gran mentira, una gran tontería.