26.1.13

Crítica Abuelos al poder (Parental Guidance) con Billy Crystal


Veo Parental Guidance (en España, Abuelos al poder) por Billy Crystal (que hacía como una década que no rodaba o yo no le recuerdo, y en este tiempo ha cambiado mucho físicamente, ya lo vimos en los Oscar). Es una comedia familiar, muy blanca, en la que unos abuelos (ella es la menos histriónica que otras veces, Bette Midler) se encargan de sus nietos durante una semana. La educación de los abuelos y de los padres (Marisa Tomei y Tom Everett Scott), claro está, no tiene nada que ver. Andy Fickman, que ya dirigió Papá por sorpresa (aquí podría ser el abuelo por sorpresa), nos presenta a unos abuelos normales, razonables y sensibles frente a unos padres demasiado modernos, encorsetados y básicamente subnormales. Tiene sus puntos (es Billy Crystal!, que aquí además hace de locutor de partidos de béisbol, con homenaje incluido a los Giants), pero no está a la altura de otras grandes comedias (no es Los padres de ella, vaya, y es una pena que para una vez que vuelve al cine al actor le hayan metido en este embolado). Eso sí, he de confesar, que el mensaje al final de la película, funciona (no tanto el 'nos hemos vuelto locos o qué', que también, sino la crítica a la no comunicación entre padres e hijos). Destacar, además del insólito cameo de Tony Hawk, el famoso skater, a la siempre repipi Bailee Madison, que parece la más adulta del grupo y sólo tiene 14 años (ya sabéis, la niña de Once Upon a Time). Abuelos al poder (Parental Guidance) se estrena en España el 1 de marzo.