26.9.14

Piloto Scorpion (CBS): genios con los que fliparlo


Cuatro genios. Una camarera con un hijo que es un genio. Un caso que el FBI es incapaz de resolver en el que están en juego las vidas de los pasajeros de más de 50 vuelos. Con (in)genio, artimañas de hacker y la presión de tener el tiempo en contra, los chicos son capaces de solucionar cualquier problema por muy enrevesado que parezca. Viendo el piloto de Scorpion (CBS) me imagino a los protas de Big Bang y a su vecina reclutados por la CIA con una pincelada de Touch (por el niño genio). Todo es demasiado rocambolesco para mi gusto, aunque al final del episodio te digan que la serie está basada en la vida y los casos del irlandés Walter O'Brien, coproductor de la serie y fundador de Scorpion Computer Services, cuyo nombre, Scorpion, era su alias como hacker. Hay una secuencia que ni en cine, cuando uno de los aviones baja a ras del suelo y el copiloto logra tirar un cable que es enchufado al portátil que llevan los protas en un Ferrari. Es como WTF!, de qué va esto, cómo mola, pero es demasiado. Las series que tienen el tiempo en contra (estilo 24 o Person of Interest) me ponen nerviosa, por eso Scorpion sé que no la seguiré. A cada problema que aparece, surge otro nuevo, y así en una especie de matrioska infinita (bueno, lo que dura el episodio) para CI de más de 190. Scorpion se une a series como Silicon Valley, donde los héroes son nerds incomprendidos que hacen piña. En Scorpion vuelven a insistir en la falta de emociones frente a la capacidad para solucionar problemas matemáticos. Además del prota (Elyes Gabel), tenemos al gordo de turno (Ari Stidham), a la chica (Jadyn Wong) y al gracioso (Eddie Kaye Thomas, American Pie). Katharine McPhee (Smash), con flequillazo, vuelve a hacer de camarera que aspira a más. Robert Patrick (Terminator) es Cabe Gallo, el agente que contrata años después al chaval al que detuvo cuando tenía 13 años y la lió parda pirateando a la NASA. Verle de joven, retocado digitalmente, da MUCHO MIEDO.

FICCIÓN Y REALIDAD
El elenco y el verdadero Walter O'Brien.

EL JERSEY DE EL RESPLANDOR

Guiño al jersey de El resplandor y el daño que hicieron los viajes espaciales. Arriba, el prota de pequeño con el jersey hecho por la madre, igualito que el del niño de la peli de Kubrick, y debajo, el pijama también con cochete espacial del hijo genius de la camarera.

Más info del verdadero Scorpion, aquí.