31.10.14

I Congreso universitario sobre el Monólogo Cómico: Las series de TV sobre el stand up comedy: desde Seinfeld a El fin de la comedia

Se celebra en Madrid el primer congreso universitario sobre el monólogo cómico. Debajo tenéis el programa completo por si os queréis acercar, será en el salón de actos de la Facultad de Profesorado de la Universidad Autónoma. Por lo que me toca, estaré el lunes 3 de noviembre en la mesa redonda "Las series de TV sobre el stand-up comedy, desde Seinfeld a El fin de la comedia", junto a Ignatius Farray, Miguel Esteban, Jordi Costa y Alberto Rey.

El fin de la comedia es una nueva serie protagonizada por el cómico Ignatius Farray que se verá en Paramount TV desde el 7 de noviembre.


30.10.14

Cinemanía Noviembre 2014 Cartoons

En octubre llevamos en portada de Cinemanía un especial de dibujos animados, con Homer Simpson, entre otros. Por lo que me toca, este mes hablo de Blackhat, la nueva peli de Chris Hemsworth; sobre las películas imprescindibles del pasado festival de Sitges; la exposición de fotografías con John Malkovich emulando, entre otros, a Hitchcock y al Joker; críticas de las películas Caminando entre las tumbas, con Liam Neeson y Dan Stevens (Downton Abbey), La conspiración de noviembre, con Pierce Brosnan, y El tiempo de los amantes, con Gabriel Byrne. En Mi vida en películas, este mes Damián Mollá, Juan Ibáñez y Jorge Marron, de El Hormiguero, ahora en Peliculeros de Paramount TV, nos hablan de las películas que los han marcado.

En la Sección de Series: despedida a The Killing (Fox); series animadas basadas en películas, como Rick y Morty (TNT); entrevisto a Juan José Campanella, director de algunos episodios de Halt and Catch Fire, una de los pelotazos del año, que estrena AMC; noticias sobre la segunda temporada de True Detective, con comentarios sobre el dvd de la primera temporada y el libro de Errata Naturae; columna sobre series que nos gustaron en su comienzo y acaban por cansarnos (The Newsroom, Homeland, Utopía...) y, en el especial Halloween, entrevista a Sarah Paulson por American Horror Story: Freak Show (Fox) y repaso a Dexter, con el lanzamiento de la serie en dvd (con la ilustración de Alberto García del libro Cócteles fuera de serie).

Más series en mi blog de Cinemanía.


Octubre 2014
Septiembre 2014
Agosto 2014
Julio 2014
Junio 2014
Mayo 2014
Abril 2014
Suplemento Oscar
Marzo 2014
Febrero 2014
Enero 2014
Portadas 2013

True Detective y Arrested Development: Big Hug Mug (¿Twin Peaks?)

Matthew McConaughey juega durante el apasionante interrogatorio de True Detective con varios objetos: latas de cerveza Lone Star, un paquete de tabaco Camel, una petaca y una taza en la que se lee Big Hug Mug.

En el libro True Detective Antología de lecturas no obligadas, editado en España por Errata Naturae, en una entrevista al creador de la serie, Nic Pizzolato, le pregunta Jeff Jensen por el significado de la taza, si es un anagrama de Humbug Gig. La "gran taza de abrazos" podría significar, según la traducción del libro y si buscamos los tres pies al gato, algo así como embuste y/o persona rara. Cuando Cohle habla con los policías Papania y Gilbough, "que se muestran suspicaces, Humbug Gig hace referencia a un individuo extraño que no siempre dice la verdad". Pizzolato responde que "a ninguno se nos había ocurrido que pudiera ser un anagrama de Humbug Gig". El entrevistador exclama: "¡Nos estás quitando la ilusión!". A lo que Pizzolato dice, zanjando el asunto: "Lo sé, en fin, no es que me quiera cargar todas esas ideas contando la verdad. Me siento agradecido de que la serie haya tenido ese efecto en la gente" (hay otras muchas más ambiguedades sin explicar).

http://yonomeaburro.blogspot.com.es/search/label/true%20detective

En Arrested Development, se vislumbra la misma taza de Big Hug Mug, en una escena con Lindsay y Tobias. ¿Conexiones cósmicas? xD

http://yonomeaburro.blogspot.com.es/search/label/arrested%20development

Por cierto, la taza Big Hug Mug que vemos en esta imagen de Twin Peaks es un fake. Ay ese cafelito!

Gracias al soplo de @anade busco la taza en Chicago Fire y aquí la vemos!






29.10.14

El tiempo de los amantes, Gabriel Byrne y el destino

Taciturno, qué se le va a hacer– sorprende no sólo ver a Gabriel Byrne (En terapia) en una película francesa, sino que su director pretenda que nos enamoremos de él, de Doug, a través de los ojos de la protagonista, Alix (Emmanuelle Devos). Alix y Doug no pueden evitar cruzar sus miradas en un tren. Para el espectador, un voyeur de la escena, no son más que dos extraños que entablan conversación, sin que su relación vaya a más. Y, sin embargo, queremos que lo que la casualidad ha unido no lo separen las circunstancias. Y así es El tiempo de los amantes, esos minutos en los que Doug y Alix están juntos, cuando se vuelven a reencontrar tras la separación, como si el destino –o el tesón de Alix– los empujara a permanecer unidos. No hay mejor historia de amor que la que parece imposible. Que estas dos personas en la plenitud de sus vidas se dejen seducir, amen sin reservas y no teman lo desconocido me sigue pareciendo una de las cosas más bonitas que se pueden ver en un filme. El tiempo de los amantes mantiene, además, el suspense a pesar de la inevitabilidad de esos reencuentros, algo que le debemos a Bonnell, que consigue con muy poco (un puñado de secuencias le bastan, dos grandes actores) embaucarnos con este drama romántico. Queremos que Alix y Doug tengan la oportunidad de conocerse, aunque no sepamos nada de ellos [Crítica publicada en Cinemanía de noviembre] El tiempo de los amantes (Le temps de l'aventure (Just a Sigh), de Jérôme Bonnell, se estrena en España el 21 de noviembre.

True Detective 2: claves y curiosidades

(esta entrada se irá actualizando, subida originalmente 11.03.2014)

Pocas cosas se saben por ahora de la segunda temporada de True Detective, pero por aquí iré comentando todas las claves y curiosidades que vayan surgiendo, como también estoy haciendo con otra miniserie, American Horror Story (la próxima es la cuarta temporada) y con Fargo (también de FX).

  • 31.10.04 Nuevos fichajes: (en negociaciones) Kelly Reilly (tras el bodrio Black Box), Michael Irby (Almost Human), Abigail Spencer (Suits) y Leven Rambin (Los juegos del hambre). 
  • 29.10.14 Taylor Kitsch confirma su participación en True Detective, aunque era un rumor prácticamente confirmado. Vía.

28.10.14

American Horror Story: Freak Show Twisty the Clown y la conexión Bob Esponja

También salió en Carnivále, el otro circo de culto

(puede contener spoilers)

The Good Wife 6x6 la pareja del año

HAMOR.
Lo de menos, aunque nos interese, es qué pasa con Cary y si va a funcionar este matriarcado en el bufete flashback. Vaya pareja en ese rocambolesco juicio. Tascioni y su olor a bebé, la pureza, y el varonil Perotti (Kyle MacLachlan) con su Old Spice (nombre del episodio). Son dos imanes que no pueden evitar la unión, una explosión de amor, deseo, miedo, desconfianza y odio, que me hipnotiza. Especialmente cuando ella, Carrie Preston, son sus bolsas de colores y su sonrisa pícara, se desarma ante este Mad Men repeinado, que la seduce, fuera los botones, revolquémonos sobre la mesa, volvámonos locos como canta Carly Rae Jepsen, Call Me Maybe. Frase que utiliza Tascioni como última despedida. The Good Wife creando la banda sonora de nuestra vida seriéfila. Fangtasia!

6x5, 6x4, 6x2, 6x1

27.10.14

La conspiracion de noviembre, Pierce Brosnan elegante aspirante a Bourne

La película La conspiración de noviembre arranca prácticamente igual que Caminando entre las tumbas (ambos filmes están basados en novelas de notable éxito, además). Luego, nada tienen que ver (Liam Neeson gana por goleada a Pierce Brosnan), pero el episodio en flashback con la muerte accidental de un niño parece justificar el posterior carácter de los protagonistas, al enfrentarse (dándolo todo) al tipo de misión que les despertará del letargo impuesto. Brosnan, curtido como agente 007 (aquí se hace llamar The November Man), despliega sus mismas armas de James Bond como un ex agente de la CIA, tal vez demasiado elegante y refinado, como si apretase el gatillo con el meñique suspendido en el aire. Pero ése es Pierce Brosnan, ¿no?, el mismo tipo que en un anuncio recorre la carrocería de un coche con los dedos para comprobar si ha acumulado demasiado polvo. La conspiración de noviembre no defraudará a los fans del actor. En esta típica película de espías, el veterano agente debe defender a una (por supuesto, faltaría más) bella mujer (Olga Kurylenko), protegida de la agencia. Lo que se suceden son las esperadas persecuciones, explosiones, carreras con coches y artimañas para zafarse de los criminales. Los que odiéis la rudeza de Daniel Craig podréis pasar un rato entretenido; para los que esperéis cierto nivel a lo Bourne, huid. [Crítica publicada en Cinemanía noviembre] La conspiración de noviembre (The November Man), de Roger Donaldson, se estrena en España el 14 de noviembre.

26.10.14

Tea Leoni en Madam Secretary, estilo contra política

En el piloto de Madam Secretary (que produce, entre otros, Morgan Freeman), Tea Leony es una profesora buenrollista con sus alumnos, casada felizmente y con dos hijos, que es fichada cuando menos se lo espera por el presidente de EE UU (Keith Karradine) para ser la secretaria de Estado. Lo acepta, claro, pero no está dispuesta a pasar por el aro de las convenciones, no es una política al uso y puedes 'entenderla' porque usa el sentido común para solucionar los problemas. Como en todo drama político, se palpa la conspiración, escuchamos que podría ser una nueva Guerra Fría; vemos cómo alterna familia y profesión, con absoluta normalidad, y se topa con su némesis, el jefe del gabinete del Presidente (interpretado por el omnipresente Zeljko Ivanek). La forma en que soluciona el secuestro en Siria de dos chavales yanquies no se lo cree nadie, pero, leyendo entre líneas, expone una realidad política bastante cruda, la de la falsedad (con otros países culturalmente diferentes), o la atención de los medios de comunicación a la política. Para evitar que una entrevista a los padres de los chavales se publique en primera página de los periódicos antes de su liberación, la señora secretaria acepta cambiarse el look. Se lo había pedido el presidente, que, con ayuda de una estilista, mejorase su apariencia. La señora acepta cambiar sus habituales trajes de chaqueta masculinos por un llamativo vestido con abrigo conjuntado en rojo con botones dorados. La cortina de humo hace efecto y aparece en todos los medios (incluido el programa de debate en femenino The Talk) dejando en un segundo lugar la noticia del día. Así maneja la política a la prensa, y eso es lo que parece demandar el público, una red carpet improvisada protagonizada por la nueva candidata. 

Madam Secretary intenta analizar cómo sería el gobierno de EE UU si al frente estuviese una mujer normal, con inquietudes intelectuales y políticas, sin surrealismos a lo Veep, ni machadas fuera de lugar (aunque en la cama le suelta una buena al marido al insinuarle que si su nuevo estatus va a impedir que se le levante). En muchas de sus secuencias pasilleras me recuerda a El ala Oeste de la Casa Blanca, pero nada tiene que ver, aunque cuenta con un plantel de secundarios bien notable (entre otros, Geoffrey Arend, marido de Christina Hendricks). Y aunque Tea Leoni, contra todo pronóstico, no lo hace nada mal, no seguiré viendo Madam Secretary porque, aún con buenas intenciones, se huele la falsedad a kilómetros. Mejor, The Americans.

Madam Secretary, creada por Barbara Hall (productora de Homeland), se emite en CBS los domingos.

25.10.14

Crítica Caminando entre las tumbas, peliculón con Liam Neeson

Los títulos de crédito ya resultan incómodos. No son lo que uno se espera de un de acción protagonizado por Liam Neeson. En ellos, una mujer desnuda, maniatada, sufre vejaciones, llora. Sólo lo intuímos, pero lo poco que vemos nos remueve por dentro. En Caminando entre las tumbas escucharemos a las víctimas, pero el director no se regodea visualmente en su sufrimiento. Sólo este destello nos previene, a modo de aviso, para entender la magnitud de estos crímenes y de sus despiadados autores. Ésa es la única luz –paradójicamente– que ilumina una película sombría, como esa oscura Nueva York de 1999 –precambio de milenio– y ese pesimista investigador privado, Matt Scudder, antiguo detective y ex alcohólico solitario. Tras The Lookout (2007), Scott Frank, guionista de películas como Minority Report, Lobezno inmortal o La intérprete, dirige su segundo filme, adaptando fielmente la novela de Lawrence Block –aunque transcurra años antes que el original–, que firmó 17 libros protagonizados por el inflexible Scudder. Y coloca también a Liam Neeson en una situación más imprevisible de las que nos tiene acostumbrados. Olvídate de Non-stop (Sin escalas) o la saga Venganza (Taken 3 se estrenará en enero en España), su personaje no se mueve por una venganza personal, lo hace por dinero, simple y llanamente. Y no le preocupa la ambigüedad moral de su pagador –interpretado por Dan Stevens, Downton Abbey–, un discreto narcotraficante cuya mujer ha sido asesinada a pesar de pagar el rescate. El acicate de este antihéroe con remordimientos y que, sí, a pesar del tamaño de Neeson, tiene miedo, es acabar con unos sádicos que parecen seguir un mismo patrón. Y eso hace de Caminando entre las tumbas una película atípica y visualmente muy original, con una magnífica primera mitad de suspense clásico que se transforma en su apoteósico clímax –cuando a Scudder no le queda otra que coger la pistola– en acción pura y dura. Pero para llegar ahí, al final, el detective, a lo Philip Marlowe, va encajando a la antigua usanza las piezas, infiltrándose en los bajos fondos, ayudado en lo tecnológico por un chaval negro (el rapero Astro, surgido de con la cabeza muy bien amueblada a pesar de su aspecto de indigente. Todos estos elementos hacen que la película se aleje de los clichés del género, lo que podría convertirla en una excelente saga cinematográfica. [Crítica publicada en Cinemanía de noviembre] Caminando entre las tumbas se estrena en España el 31 de octubre.

24.10.14

Selfie (ABC) Karen Gillan, adicta a las redes sociales

Eliza disfrazada para pertenecer al club de lectura de su vecina hipster
Necesitaba esta serie. No sé cuanto aguantará mi entusiasmo absurdo, pero Selfie (ya sabéis, volverse loco fotografiándose a uno mismo) me hace mucha gracia. Manhattan Love Story y A to Z me defraudaron porque sus protagonistas son unas reprimidas de las que dan pena. Ya está bien de dar la misma imagen de tipa feucha, pero que podría ser guapa si sonriese más. Esto cansa. Por eso, Selfie me parece otra cosa. No es perfecta, pero su protagonista, Eliza, me divierte mucho. Karen Gillan (Oculus, Doctor Who, Los guardianes de la galaxia... y lo que le echen) es una tonta del culo, superficial, adicta a las redes sociales, sí, pero segura de sí misma, desinhibida en la cama y rebelde como pocas. Y, lo que es más importante, cuando se va descubriendo a sí misma, va reconociendo sus errores. Que sea un personaje tan extremista da mucho juego, sobre todo con Henry, la otra media naranja de esta pareja, en principio, antagónica (son sólo amigos). Hasta John Cho me gusta y eso que nunca me ha caido nada bien. Mientras ella, tuitera de pro es una tía antisociable; él, un negado para las nuevas tecnologías, parece más amable con los demás, aunque esto no es del todo cierto. En el piloto de Selfie queda claro que Eliza nunca fue la chica guapa de su colegio y que de mayor ha decidido romper tabúes e ir a por todas, recuperar el tiempo perdido. Este mensaje puede parecer pueril, pero, para mí, le da mil vueltas a cualquier gilipollada de Girls. A pesar de sus excesos, Selfie sí habla de cosas con las que me identifico. Como que la sociedad para ascender o caer bien te obliga a ser un hipócrita, a entablar relaciones con gente con la que te apetece cero conectar.

Además de a Marilyn Monroe, en la intro de Selfie vemos el considerado primer selfie de la historia
1920, Nueva York, primer selfie de la historia

Me gusta que también escuchemos la voz en off de Eliza (me recuerda a Suburgatory, comparten la misma creadora, Emily Kapnek), sus pensamientos, cómo, aunque no lo parezca, razona las cosas que le pasan (aunque la mayoría de las veces se va por las ramas, porque le aburren las imposiciones sociales absurdas). Eliza tiene una vecina que va de hipster vintage, que sirve para compararla con estas chicas que parecen monjas que se reúnen a hablar sobre un libro, a fantasear, en vez de vivir la realidad. Los looks de todas son de traca y Eliza que quiere caer bien y ser sociable tal y como le aconseja Henry, al final no sabe donde meterse entre tanto quiero y no puedo (esto lo vemos en el episodio 1x2). Hacerse un selfie es mirarse al ombligo, egoísmo puro, pero aunque Eliza vaya aprendiendo a redescubrirse a sí misma sin necesidad de tanta minifalda y eyelines, también enseñará a Henry a mojarse bajo la lluvia y a gritar cuando le venga en gana, porque sí.

ABC emite Selfie en EE UU los martes. No se emite en España.

Episodio 1x3, Eliza roba un gazpacho de la nevera del curro (algo que hacen también en el mío, hay gente para todo). Para darle ambiente oímos una canción en español, Nuevos tiempos, de Pueblo Cafe, un grupo formado por el rapero de ascendencia mexicana J-vibe.

http://yonomeaburro.blogspot.com.es/2014/10/renee-zellweger-cambio-radical-cirugia-plastica.html?showComment=1413933210558
Episodio 1x4. Eliza ayuda a la recepcionista a vestirse para una reunión de antiguos alumnos y pone como ejemplo el cambio físico de Reneé Zellweger para que la recepcionista no se pase con las pelucas y el maquillaje. Me sorprende la rapidez de este guiño.

Conocemos a su némesis de Instagram, la tal Brit en realidad es Amber Rose, ex novia del rapero Kanye West , marido de Kim Kardashian.

Poster Bill Murray en St Vincent a lo Footloose (parecidos razonables)


Footloose cumple 30 años en 2014. Tal vez, el póster de St. Vincent, la nueva peli de Bill Murray, que se estrena en diciembre en España sea su particular homenaje. El actor de Atrapado en el tiempo aparece con cascos y un radiocassette, a la antigua, como hacía Kevin Bacon en el popular filme musical. Cualquier cosa que haga Bill Murray siempre mola, pero este rollo vintage, aún más.

Trailer de St. Vincent, con Bill Murray, Melissa McCarthy y Naomi Watts requetepintada, como si en vez de Hugh Grant en Un niño grande hubieran colocado a Clint Eastwood