29.9.09

El piloto del remake de V, The Middle y Cronicas vampiricas (sin spoilers)

TNT ha hecho esta mañana un pase con el adelanto de los pilotos de sus series para el próximo año: Crónicas vampíricas (que es como se llamará The Vampires Diaries), la comedia The Middle y el remake de V. De las tres la que me interesaba era sin duda V.

Crónicas vampíricas ya la había visto, y aún dándola una segunda oportunidad (he vuelto a verla hoy) no me gusta nada. Se parece a todo lo conocido anteriormente (Crepúsculo, True Blood, Déjame entrar, etc), es blanda, demasiado obvia, con un abuso de canciones pasteleras, y ni siquiera la salva que esté el ojazos de Ian Somerhalder, que aunque en Perdidos no es que fuera la releche, al menos tiene tablas. Lo del vampiro bueno y vampiro malo ni siquiera Kevin Williamson ha sido capaz de escribirlo con verdadera pasión. ¿Cuándo eligirán actores sin careto de futura víctima de vampiro, que tengan química entre ellos, que no sean ni adolescentes subnormales ni adolescentes sobrados? Estereotipos. Por cierto, nos han regalado el libro editado por Destino.

The Middle tiene hasta en el título la referencia a Malcolm in the Middle. Esta serie es sobre una familia raruna, al estilo de Malcolm, donde la madre es la prota, el padre sin llegar a ser un calzonados está casi a punto de serlo, la hija que no encaja en el insti, con su aparato en los piños, el hijo adolescente que pasea en calzoncillos por la casa y no hace lo que se dice nada, y el niño friki, el más pequeño, que entre sus tics habla en voz baja. Con el piloto te ríes un montón. Es muy divertida. Como ocurría con Roseanne o con Malcolm te ríes de esta cutre familia, llena de losers.

V es una apuesta arriesgada porque nace de la idea original de los 80. En el piloto todos los protagonistas son presentados, uno detrás de otro, sin dar respiro. Al minuto la nave ya está suspendida en el cielo y los futuros lagartos se anuncian en son de paz. Excepto comer ratas (¿cuándo llegará ese gran momento?), vemos de todo: cómo son los lagartos, cómo se forma la resistencia, cómo es la nave por dentro, cómo viven entre nosotros (los lagartos buenos) y cómo unos los odian y otros los veneran. Son 45 minutos que se pasan volados. Los que recuerden la serie original echarán en falta los uniformes rojos y los cortes de pelo horteras, pero poco más. Elizabeth Mitchell (Juliet en Perdidos) es la prota, una agente del FBI separada con un hijo adolescente cuyo vocabulario se reduce a decir cool. Alrededor de ella giran otros protagonistas: un (demasiado atractivo para ser) cura (Joel Gretsch); el periodista soy tope guay (Scott Wolf que es un clon de Michael J. Fox); el lagarto bueno (Morris Chesnut) y su novia (Lourdes Benedicto) ¿llegaremos a ver al futuro bebé?; y por supuesto la lagarterana Anna (Morena Baccarin), en versión cero floclórica Diana. V se estrena en EE UU el 3 de noviembre.