13.6.12

Mad Men 5x13: opinión final quinta temporada

(con spoilers) He sido muy crítica con la quinta temporada de Mad Men porque hasta los grandes se equivocan. Mi opinión negativa nada tiene que ver con otras series como Juego de tronos o The Walking Dead, porque a diferencia de éstas, Mad Men siempre me ha gustado mucho. Y lo sigue haciendo. Sin embargo, esta quinta temporada, igual que ha contado con escenas impactantes, auténticas metáforas visuales, inteligentes, no ha mantenido un equilibrio con ninguno de sus personajes ni de sus tramas. No sé si ha sido porque January Jones se quedó embarazada y trastocó la idea original de los guionistas (hemos tenido un afrancesamiento de empacho), o porque han decidido no tocar el tema político (error) y de refilón, el publicitario (¿cómo despega una nueva agencia si no es con nuevas marcas y tipos de márketing?).

La quinta temporada de Mad Men pasará a la historia como la de Megan y su Zou bisou bisou; como la de Don y su vida de casado (más aburrida, lógico); como la temporada más misógina que recuerde (Joan se prostituye; Peggy le hace una paja en un cine a un tipo; hasta Julia Ormond se arrodilla para chupársela a Sterling... ¿lo normal?). Personajes secundarísimos, como el hare krishna Paul Kinsey, en primer plano o tramas que podían haber dado más de sí (¡por fin vemos algo de Nueva York como el Museo de Historia Natural y... pluf, nada más!). Para mí, además, esta temporada se quedará marcada a fuego por la muerte de Jared Harris (y ya van dos después de Fringe): ver ahorcado a Lane ha sido tan impactante y triste para mí como las desapariciones de Mr Ecko y de Jason Momoa. No le encuentro ningún sentido, es más podían haberle hecho sólo desaparecer, como con Salvatore Romano, el gay, que me encantaba.


De Mad Men podemos hablar todos horas y horas. Diálogos con doble sentido, miradas que no se explican, situaciones metafóricas, silencios de auténtico cine. Hasta ese final en el que los supervivientes miran al horizonte desde las nuevas oficinas como si fueran Los Vengadores. Me quedo, para acotarlo lo más posible, en intentar entender los cambios radicales, el enigma, de los personajes principales de la serie. Un cliffhanger cada uno de ellos.
  • Joan (Christina Hendricks): fue violada por su pareja, se enrolló con su jefe del que se queda embarazada, se prostituye por la empresa y cree que Lane se ha suicidado porque no se lo montó con él. En una barra de bar, como ya hiciera Peggy en la cuarta temporada, Joan charla con Don y sigue sus consejos de seductor para ligar con un desconocido. Se mueve a golpe de cadera, también en la cama. ¿Dónde está la Joan que se daba a valer? No aguantó estar de baja y vive con su madre. Un ejemplo de la mayor de las pesadillas, pero ella sigue llevando la cabeza bien alta. El enigma es que sufre en silencio ese hijo de Sterling. ¿Soy la única que quería haber visto a estos dos juntos? 
  • Sterling (John Slattery): se ha enganchado, a estas alturas, al LSD (episodio cachondo), no parece encontrar su sitio ni en el trabajo (frente a la competitividad de Peter, contrata a escondidas a Peggy y al judío) ni en lo personal: es como si de pronto tuviera alergia a la juventud, algo que siempre le había llenado de vida. Separado, usa a su ex para conseguir un negocio; ella, a su vez traga, por un piso. Es capaz, como vemos, de prostituirse a su manera. No ha vuelto a conquistar a Joan, ha preferido irse liberando poco a poco de ataduras. Acaba con una señora de su edad (quién se lo iba a decir), pero francesa, que es más elegante. No es Megan, pero por edad, es su Megan. Una Megan del futuro. El enigma es saber si el LSD acabará con su alegría de canalla.
  • Lane Pryce (Jared Harris): cuando Matthew Weiner se cargó a la secretaria viejuna de Don nos hizo gracia. Metafóricamente, un tipo de mujer empezaba a desaparecer. Pero la muerte del carismático contable inglés me deja perpleja. Infiel con una conejita negra, se lió a puñetazos con Peter y casi fue íntimo amigo de Don. Se sentía orgulloso de sí mismo, hasta que su ambición (o su exultante orgullo) pudo con él. El enigma es esa foto que guardó en su cartera y que su mujer encontró después de muerto.
  • Peter Campbell (Vincent Karthsier): el más insatisfecho, querría ser Don pero le falta humildad. Tuvo un hijo con Peggy, otro con su mujer, a la que no quiere, se lía con la mujer de un colega de tren a la que lobotomizan y se olvida de él. Campbell cae mal, es el trepa al que todos odiamos. Le vendría bien una temporadita solo. El enigma se abre con la posibilidad de tener un apartamento en Nueva York.
  • Peggy Olson (Elizabeth Moss): bravo por ella, se ha convertido en Don, hasta fuma. En otra agencia ha encontrado el respeto que se ha ganado. Que la actriz se vaya de la serie ha podido precipitar el final del personaje (esperemos que continúe). Peggy se ha enfrentado a Don y ha querido estar en igualdad, pero siempre se ha visto como el patito feo de la fiesta. Entregó un hijo en adopción, encontró novio intelectual y le hizo una paja a un desconocido. Acabar en un cine con Don los convierte en un par de solitarios que no tienen a dónde ir. El enigma es saber si podía haber sido la primera socia mujer del bufete de no haberse ido.
  • Betty (January Jones): personaje ridiculizado en esta temporada. January Jones se quedó embarazada y fue castigada por los guionistas (a mí me lo parece). Sale muy pocas veces, no sólo demasiado gorda (por una depresión) sino insoportable. Odia al mundo, y vuelve de refilón a la vida de Don. Su hija le hace frente y siente que necesita a su lado a Don, como si ése fuera el tipo de hombre que la hace feliz, el que la da caña: es la mujer florero por excelencia.
  • Sally (Kiernan Shipka): esperemos que la premien. La futura Betty se ha hecho mujer. Convive entre una madre que ha perdido el rumbo y está amargada, y una madrastra guapa y vitalista que no necesita competir. El enigma es si usará lo que sabe de Sterling, si seguirá chantajeando emocionalmente a los que le rodean y si puede ser una futura becaria de la agencia.
  • Megan (Jessica Paré): para mí un personaje cargante, esa sonrisa es imperfecta, eso ya lo sabíamos, pero la francesa con encanto es tan especial, sobresale tanto (incluido su apartamento), que hasta resulta demasiada perfecta para Don. Ha sido su revulsivo. Podía haber triunfado con la cabeza, pero prefiere el físico de modelo. Ha peleado por conseguir su sueño, y al final se quedará sin nada. Megan es el futuro incierto de Don, ése que le da miedo y al mismo tiempo le atrae.
  • Don Draper (Jon Hamm): que Bryan Cranston le arrebate este año el Emmy me daría pena. Jon Hamm ha estado perfecto, los cambios en su cara, su expresividad, le dan a la serie un toque único. Esta temporada ha acumulado experiencias, le han puesto a prueba como nunca. No políticas, tema que no se ha tocado. Ni por temas publicitarios, apenas hemos visto alguna trama relacionada. Ha imperado lo personal, porque en lo profesional sigue quedando claro que aunque tenga competencia él seguirá siendo el león. Cambió de leona y tampoco es feliz. En esta temporada ha tenido careos con todas las mujeres de la serie. Ejerciendo de padre, amigo y hermano, alejado de la imagen de soltero de oro, de amante impenitente. Hasta el final, en el que en una barra de bar vuelve a ser seducido. El enigma es saber si volverá a ser Draper y si el suicidio de Lane, además de recordarle al de su hermano, no le hará recapacitar y volver a pensar que la vida son dos días, que carpe diem. Ése es el Don que me gusta, el que intenta comprenderse a sí mismo, no el que sirve de pañuelo para los demás (que es lo que ha pasado en esta temporada). No me gusta que surjan de él satélites si de él no vamos a saber qué le mueve por dentro. Me flipó verle como un onírico asesino y colocado de anestesia, pero lo interesante es que se rompa por dentro, y descubramos más facetas, no como profesional, si no como ser humano. 
Por cierto, sonaron los Beatles pero nunca llegó a salir el tan mencionado Paul McCartney...

El hijo nuevo de Don.

13 comentarios:

pontelchandal dijo...

Puede que esta no haya sido la mejor temporada de mad men, eso está claro pero creo que ha dado momentos muy buenos y que quizá sirvan como puente a todo lo que tiene que venir…

Hasta que no han perdido a Peggy no se han dado cuenta de lo valiosa que era para la agencia sobre todo en las campañas de productos femeninos en los que ella siempre lo bordaba, creo que en el último capítulo con la presentación de los pantys todos se dan cuenta de que ahí la han cagado, tiene que venir Don como siempre al rescate pero el personaje tiene que evolucionar y para eso salir de la agencia, sólo espero que no de la serie…

A mí me ha dado la sensación de que esta temporada Don pasaba de la agencia y del curro totalmente, se desentendía de todo parecía no querer luchar por nuevas compañías y sólo cuando Megan deja la agencia el vuelve a ser un poco el mismo y con el suicidio de Pryce y las visiones de su hermano vete a saber qué Don nos encontramos la temporada que viene…

La que más me ha gustado esta temporada y creo que se ha lucido estupendamente es Joan, el niño, la vuelta al curro, el momento que se entera que su marido le pide el divorcio y como has dicho la conversación con Don en la barra del bar como con Peggy en el 4x07 el que para mí es uno de los mejores sino el mejor de la serie “the suitcase”, y ahora socia!

Algo que he descubierto este año es que weightwachters ya existía en los 60’s, pobre Betty… joder, para ella perder el físico que se lo ha dado todo deber ser tremendo y encima ver que tu exmarido al que todavía quieres, se ha casado con un pibón pues… jode.

Mlo/Yonomeaburro dijo...

gracias por el comentario. Como digo a pesar de no haber tenido el nivel de siempre, Mad Men sigue siendo una de las mejores. Espero que Peggy no desaparezca y sea una némesis de Don. A mí me pareció excesiva la gordura de Betty. Una tía con ese físico de top tiene que comer MUCHO para transformarse así. Pobre.

Raquel dijo...

Está claro que no ha sido como las dos anteriores, pero ha tenido unos momentos... yo solo por ver a Sterling tirado en el suelo con la toalla enrollada a la cabeza, ya...

Debo decir que el lío con Alexis Bledel ha hecho que Pete me caiga, mejor, y que me de pena (seguramente por lo mucho que me gusta ella), y creo que ella sí se acordaba de él en el hospital, los gestos que hizo cuando se fue, no sé...

He leído una entrevista a Elisabeth Moss, hace un par de semanas, y ella decía que su futuro era la serie, espero que sea así porque es uno de los personajes claves de la serie.

Por cierto, a mí que January Jones no salga mucho, no me importa nada, ODIO a Betty, es una arpía! me pone de mal humor. Cuando la historia de Anna Draper, me pareció tan mezquino. Está claro que le da vidilla a la serie, pero hacer eso con su hija me parece lo peor!

Ya cuento los días para que llegue la siguiente temporada, mientras tanto tendré que conformarme con otras, aunque está claro que (para mí) el peor capitulo de Mad Men está a años luz de el mejor del 90% de que hay en emisión (salvo Homeland, y creo que ya)

Ramiro Hernandez dijo...

El problema de esta temporada es que ha pasado mucho tiempo y no han podido contar como querian con todo el reparto, el embarazo de Betty y la posible marcha de Peggy. Sobretodo esto ultimo ha hecho que hubieran pocas tramas relacionadas con campañas publicitarias. Ademas el Don casado no mola tanto, o desapararece Megan o acabara engañandola.
De todas maneras aunque no sea su mejor temporada el nivel de la serie siempre es alto.

Saludos
@ramirohblanco

yramosi dijo...

Yo creo que han intentado enseñar que Don puede llegar a ser una buena persona, de ahí que se mantenga fiel a Megan y que deje un poco más de comba en la agencia (con la entrada del nuevo y buen creativo) aunque luego vuelve el publicitas agresivo, como cuando deja expresamente la opción de un anuncio en el taxi que había hecho el creativo chiflado o cuando va a la reunión de los de neumaticos y les dice que el no se conforma y que quiere ser el nº 1 o cuando a Peggy le tira los billetes a la cara.
Yo también esparaba algo más de la relación de Joan y Sterling...alucine cuando el no salio en su defensa con el tema de que se acostase con el directivo de Yaguar y que pase del hijo; pero me resulta muy divertido incluso cuando compra a Harry por el tema del despacho y a Peggy y al nuevo para que le preparen las campañas.

Peter es como Betty son malos y desgraciados a más no poder.

NO entiendo porque han tenido que matar a Lane pero ha tenido bueno momentos como todo el tema de la pelea con Peter Campbell.

En fin, esperamos a ver como serà la siguiente, creo que es la penultima, no?

M dijo...

Solo quiero decir una cosa:
JOANIE & STERLING FOREVER!
Qué se casen ya de una maldita vez!

Anónimo dijo...

Nenes, que la gordura de January Jones son prótesis! Incluso en la cara! Ya lo hicieron con Peggy embarazada, recordáis?

El capítulo 11 y 12 son de lo mejor que se ha visto nunca en la tele. El último lo encuentro más flojo, pero interesante.

Mariló García dijo...

Raquel, yo creo que ella no le recordaba. Otra cosa es que pudiera volverle a recordar o que él haga que se enamore de él de nuevo (esta historia de amor estaría muy bien auqnue viendo cómo se las gastan en Mad Men a saber). Aquí todos son INFELICES.

No es por comparar, pero series como The Good Wife han mantenido un nivelón muy bueno. Y a ver qué pasa con Homeland, que yo creo fue pensada para una única temporada...

Mariló García dijo...

Ramiro, ése es el problema, que parecen muchas tramas forzadas o dirigidas y escritas como les ha venido en gana. Si hasta Jon Hamm ha dirigido un episodio, lo cual no es nada anormal, pero curiosamente ha sido en esta temporada. Que Betty engordase tanto le ha imposibilitado competir con Megan. Veremos ahora cuando vuelva a su ser :)

Mariló García dijo...

Yramosi, Mad Men nos intenta mostrar que pase lo que le pase a Don Draper éste será infeliz. Que sea buena o mala persona lo mismo nos da, porque todos han hecho cosas de las que arrepentirse, tampoco es que sean villanos ni santos, pero al final todos son muy parecidos. Hasta la niña Draper nos ha demostrado que puede ser una little cabrona.

Las muertes en Mad Men, ya lo explicó Matthew Weiner, se iban a suceder en las temporadas, por acortar gastos y por introducir a nuevos personajes, Pero lo de Jared Harris no se lo perdono. Me chiflaba su personaje, esto ha hecho que baje bastantes puntos en mi valoración de la temporada.

Mad Men terminaría en la 6T que comienzan a escribir en julio. Aunque se habló de una 7T si no hubiese más problemas, que sí sería la última de la serie.

Mariló García dijo...

M, Joan se nos ha mostrado de una forma un tanto peculiar, yo no pensaba que se fuera a prstituir, pero está claro que para ella el sexo (su cuerpo) es lo más importante que tiene. Sterling debería hacerle ver que lo es también su inteligencia, pero en esta temporada Sterling se ha comportado de una forma demasiado pasiva con ella.

Mariló García dijo...

Anónimo, nadie ha dicho que la gordura de JJ sea real, pero no es normal para una mujer de su constitución. Ha sido una gamberrada heavy de los productores contra ella.

Anónimo dijo...



La mejor temporada. Más folletinesca, con algunos recursos tipicos de culebron, pero aun asi la mejor de todas junto con la cuarta. En esta al menos no recuerdo ningun capitulo soporifero. Quiza la serie haya perdido ese tonillo "artistico", pedante y arrogante que les gustaba tanto a algunos, pero ha ganado en frescura y entretenimiento. Si lo que quieres son reflexiones morales y sobre el sentido de la existencia... comprate un libro.

Curioso lo de que haya gente que se asombre de que Mrs. Harris se comporte como una zorra. Cuando ha sido un zorrón desde el primer capitulo. En el mas amplio sentido del termino, astuta, sensual y manipuladora.

Aun más curioso que haya quien hable de misoginia o cosas parecidas solo porque las protas de la serie no sean el tipico cliché modernillo de tia perfecta, capaz, inteligente y a la vez bondadosa y comprensiva. Apreciacion que solo puede hacer alguien de sexo femenino, muy justita de entendederas y algo neurotica. Por lo visto los personajes masculinos si pueden ser mezquinos y retorcidos, no asi los femeninos.
Curioso tb. quien quiera ver aspiraciones romanticas en alguno de los lios de faldas de la serie. Lo mas cercano es lo de Draper con la francocanadiense, y posiblemente tienen los dias contados, porque a demasiadas fans de la serie la chica le cae gorda. Simplemente por celos o porque quizas es el unico persobaje que hasta ahora solo se ha mostrado de forma positiva....