11.6.15

Piloto Grace & Frankie: de mayor quiero ser Jane Fonda

(subida originalmente el 2.6.15; vista la primera temporada, recomendada, está llena de clichés pero me ha divertido mucho)

De mayor quiero ser Jane Fonda. No sólo por lo estupenda que está a sus 77 años (¡77 años!) por mucho retoque que le hayan hecho en la portada de la revista W ESO se tiene o no se tiene. Mil operaciones y pasta gastada en retoques, algo de lo que ella hasta se jacta en las entrevistas. Pero más allá del físico, el carisma de Jane Fonda es apabullante. Era una robaplanos de cuidado en The Newsroom y aquí como protagonista SE SALE. Me explico. Esta señora tan divina, con su Martini de vodka con las aceitunas a un lado, se mea literalmente cuando sienta su escuálido culo sobre una silla forrada con la cara de Ryan Gosling. La señora Fonda no teme al ridículo y eso me enloquece. Grace & Frankie es muy divertida, aunque no sé la broma si llegará a cansarme. Grace (Jane Fonda) es abandonada por su marido (Martin Sheen, con dentadura postiza y melenón de otra galaxia), porque se ha enamorado del marido (Sam Waterston, también de The Newsroom) de Frankie (Lily Tomlin). Las dos mujeres, despechadas y solas, deciden convivir juntas en San Diego, aunque Frankie, obviamente, nada tiene que ver con la "gracia" de la snob Grace: Frankie tiene la misma edad pero es una hippie consumada, drogata y más sentimental. Jane Fonda y Lili Tomlin ya se juntaron para eliminar a su jefe junto a Dolly Parton en aquella comedia generacional de 1980. Detrás de Grace & Frankie está otra mujer, Marta Kauffman, a la que le debemos Friends. Grace & Frankie no es una serie coral como ésta, aunque hay varios secundarios: las dos hijas de Grace (la top Brooklyn Decker, menos sexy de lo acostumbrado, no vaya a sacar las uñas la Fonda) y los dos hijos de Frankie (uno de ellos negro, adoptado). La intro (Stuck in the Middle with You, aunque la versión es de Grace Potter) ya te avisa de por dónde van a ir los tiros, con los muñecos de una tarta nupcial que cobran vida. Cosas que me gustan y mucho: cómo Martin Sheen y Sam Waterston se besan en la boca en el minuto uno, con lo que les costó a los de Modern Family darse un pico. También que en esa locura transitoria que supone que te abandonen a los 80 años, Jane Fonda se quite la pestaña postiza y el pelo postizo frente al espejo, como una de esas grandes divas del Hollywood dorado. Martini de vodka, peyote, porros, vino, cialis y otras pastillas se consumen de forma abundante, como si no hubiese mañana. Hasta Lily Tomlin saluda en español en la playa porque tiene un colocón del ocho. "Creo que tengo media playa metida en la vagina". Ole tus ovarios Marta Kauffman. En el episodio 1x8 se habla de lubricante vaginal (Frankie se lo fabrica de forma casera). Grace & Frankie ya ha sido confirmada para una segunda temporada. me hace feliz que haya sitio para septuagenarias en la tele, que se ríen de su edad, de sus prejuicios y que demuestran que se puede empezar una nueva vida, sin hombres, a pesar de una considerable edad. No sé si al público masculino le hará gracia, tampoco sé si tratarán en profundidad la relación gay madura más allá de Cucumber.

"¿Sabes que el vodka está hecho con patatas, no?" (Frankie)
"El alcohol tiene sus propias reglas" (Grace)

Jane Fonda le da al Ruso blanco en Cómo eliminar a su jefe (1980).

http://www.coctelesfueradeserie.com/2015/04/poster-coctel-17-grace-and-frankie.html
Poster de Grace and Frankie con Jane Fonda y su Martini con aceitunas vía @coctelesdeserie


Episodio 1x6. Para quedarse en casa, los maridos Sol y Robert proponen ver una película de Almodóvar y comer paella. "Me encanta la paella", dice el ex de Lily Tomlin, que cree que el otro la sabe cocinar. "La puedo pedir al restaurante", contesta. "Tienes tanto poder", le dice. Está claro que no podía haber una noche más spanish que ésa.

Episodio 1x7. Cameo de Craig T. Nelson (va a volver con un remake de Coach!!) que interpreta a un viajero loco, que ya está cansado de sus aventuras. "Estaba hace seis meses en Mongolia, en un pueblo sobre una letrina improvisada y de repente pensé: 'Nunca he visto Breakind Bad". Nicholas D'Agosto (Masters of Sex) se enrolla con la hija soltera de Grace que parece un clon de Elsa Pataky. En este episodio Lily Tomlin prepara Margaritas.
  
Episodio 1x8. Con un episodio que se llama The Sex imagínate. Frankie elabora lubricante vaginal casero. El ingrediente se lo trae un amigo, el cazafantasma Ernie Hudson. ¿Cómo ligar si hace 40 años que no lo haces? De la época hippie de los 60 a preocuparte porque te estimulen el clítoris. 

Episodio 1x9. El 84% de las mujeres menopausicas sufren dolor durante el sexo. La hija de Grace podría fabricar un producto que no tuviera los productos químicos que tienen los lubricantes. 


Episodio 1x12. Ver a Jane Fonda vestida de punky a lo Bruja Averia no tiene precio. Y bailando sobre la barra de un bar, tampoco. Enorme ese toro mecánico con forma de pene para la despedida de soltero.

Episodio 1x13. La vis cómica de Lily Tomlin es de lo mejor de la serie, aunque cuando se pone dramática, ¡ojo! Es una genialidad de final. La serie comienza con una ruptura que obliga a estar cerca a dos mujeres antagónicas. Termina la temporada con la supuesta ruptura de ellos y la amistad fuerte entre ellas.
 

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Me ha gustado pero le daría algo más de risas, a veces jane (que está estupendisima) se la ve acartonada y no digo por las operaciones bien hechas , lily está de 10 y me sobran los ex.

Mar dijo...

Vi los dos primeros episodios y me descolgué.
Coincido en que Jane está estupenda para sus años e incluso para los míos, que son unos cuantos menos.
Soy cobarde para el quirófano, con lo cual, si llego a su edad estaré bastante estropeada, pero ella siempre será mi futura yo ideal.
Bueno, al grano.
La trama no da para mucho, fuera de la sorpresa inicial, y las situaciones están muy forzadas. Como se ha dicho anteriormente, la interpretación resulta acartonada.
Además este tema ya se trató tangencialmente en una temporada de Dos hombres y medio, en que el padre de Chelsea, la novia de Charlie, interpretado por el duro Stacy Keach se lía con un compañero del ejército interpretado por Jon Amos, el de Raíces. El resultado era mucho más divertido y logrado.
Los hijos de las parejas son insoportables y de los maridos, me quedo con Sam, cuya interpretacion resulta más natural.